jueves, 3 de agosto de 2017

Abandono del Camino Viejo de San Lorenzo

Por Esteban G. Santana Cabrera
El que la UNESCO haya declarado Reserva de la Biosfera casi al 46% de la Isla de Gran Canaria, creemos que no es casualidad. Según recoge el Patronato de Turismo de Gran Canaria en su documento Gran Canaria Activa, la red de caminos reales, históricos senderos trazados por los antiguos canarios, son más de 300 kilómetros que discurren desde las cumbres de la Isla. Algunos de estos comienzan desde la propia capital. Uno de ellos, que turísticamente no es muy conocido pero que sí es muy utilizado por los habitantes de estos lares, es el que parte de Tamaraceite por lo que llamamos el Camino Viejo de San Lorenzo, vía histórica que unía Las Palmas (fue hasta después de la anexión con el Municipio de San Lorenzo cuando comenzó a denominarse las Palmas de GC) con Gáldar pasando por  las poblaciones de Tamaraceite, San Lorenzo y Teror.

El Camino Viejo de San Lorenzo presenta en la actualidad un estado de abandono lamentable. Una vía que utilizan muchos vecinos de la zona para realizar deporte, caminar, pasear a caballo, hacer ciclismo, respirar aire puro e incluso para desplazarse desde Tamaraceite a Teror pasando por San Lorenzo, ya que el propio tramo GC 308 Tamaraceite-San Lorenzo carece de aceras para ello.

El geógrafo y amigo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Claudio Moreno Medina, recogió hace unos años en su tesis "Los caminos de Gran Canaria" que el Camino Viejo  fue hasta bien entrado el siglo XX una de las vías importantes con el norte de la isla, con San Lorenzo. Cuando se diseña el primer Plan de Carreteras a finales del S XIX, había datados  95 caminos vecinales de carácter público en la Isla, que equivalían aproximadamente a 654,5 kilómetros.

Anteriormente y con la llegada de los conquistadores castellanos, se acondicionaron los caminos aborígenes para hacer frente a las nuevas necesidades de transporte y abrir nuevas vías debido al repartimiento de tierras y aguas que tuvo lugar después de la conquista.  En el siglo XVI, las vías de comunicación cobraron una gran importancia gracias a la explotación azucarera. El nudo más significativo era el de Las Palmas, seguido del de Guía, Gáldar y Telde. Tamaraceite fue un núcleo azucarero muy importante. Según Sebastián Jiménez Sánchez, en el S XVI una reducida comunidad de vecinos, pastores y servidores de los ingenios de caña de azúcar, de los señores de Múxica y Lezcano, de Vachicio y de Rodríguez de Palenzuela, se situó en el margen izquierdo del Barranco de Tamaraceite. Este asentamiento vino motivado por varios factores: era una zona rica en tierras de cultivo y con mucho agua, así como con la existencia de abundantes palmitos para quemar el azúcar y unido a que también era una encrucijada de caminos hacia el centro y norte de la isla. En los bordes de la carretera se asentaron distintas industrias de las que algunas aún se conservan sus edificios como los ingenios que estaban situados enfrente de la iglesia de Tamaraceite

El trapiche o ingenio era un molino, en el que se usaba para moler la caña de azúcar, para así extraer su jugo. El ingenio de azúcar era una actividad industrial bastante compleja. Las labores se realizaban en estos recintos que aún se encuentran en nuestra carretera General, hechos de paredes de tapial con techos de madera. En ellos se hacía las cinco fases de la elaboración del azúcar: la extracción del jugo, el refinado, la clarificación, la evaporación y la cristalización. El molino estaba compuesto por una gran rueda movida por un animal o por agua a presión. El azúcar pasaba por tres casas: "la casa de las calderas", luego se pasaba a "la casa de refinar" donde el azúcar se volvía a cocer para solidificarla, para luego pasarla a "la casa de purgar", donde se cristalizaba finalmente. El cultivo de la caña de azúcar hasta el S.XIX hizo aparecer estas pequeñas industrias, trapiches, para la elaboración de azúcar y que se mantuvieron hasta el pasado siglo en que se implanta el boom del plátano.



Hasta mediados del siglo XIX no comenzaron a aparecer los nuevos medios de transporte y a construirse las primeras carreteras, concretamente, hasta 1860 no surgió el primer plan de carreteras de la isla de Gran Canaria, que sepultó buena parte del camino que venía desde Las Palmas, conservándose este tramo, el Camino Viejo, que pasaba y pasa entre fincas y estanques.

En los últimos tiempos se ha perdido una parte del Camino Viejo con las obras de la zona comercial Tamaraceite Sur, pero a la vez se acometpor la anterior corporación las “obras de recuperación” del resto del trazado, desde la Casa Pico hasta San Lorenzo, con un presupuesto de 181.469,72 euros, que pretendía no solo se recuperara el Camino Viejo de San Lorenzo para el uso y disfrute de los vecinos, sino que se en el futuro se creara un espacio didáctico de la flora, entre las que se encuentran palmeras, tabaibas, tarahales, dragos, tuneras, pitas, barrilla para los centros educativos de la zona. Dicen algunos "que más vale eso que nada" y otros que "mal de muchos consuelo de tontos". Al final esta inversión que realizó el Ayuntamiento de Las palmas de GC con dinero del Cabildo de Gran Canaria no ha servido de nada por varios motivos: no se ha realizado mantenimiento alguno y por otro lado no se han realizado las siguientes fases del proyecto que se presentó en su momento en la Junta de Distrito y que fue aprobado por unanimidad por todos los partidos con representación.


Muchos seguimos creyendo que es posible que en nuestro distrito exista un Aula de la Naturaleza para el uso y disfrute de grandes y pequeños aprovechando el camino Viejo de San Lorenzo y sus alrededores. Esperemos que el cemento y el asfalto no se coma lo poco que nos queda con olor a rural dentro de la ciudad.


Les dejo con el proyecto presentado en su momento PROYECTO DE RECUPERACIÓN DEL CAMINO VIEJO y del que no se ha realizado ni un 10%.

jueves, 27 de julio de 2017

El cine y la tv en Tamaraceite lloran a Santiago Diepa "Satán"


Tamaraceite está de luto porque uno de sus vecinos más conocidos, "Santiago Satán", nos ha dejado en el día de hoy. La vida de Santiago, vecino de la Montañeta, giró en torno al cine y la televisión en Tamaraceite. Fue durante muchos años el referente técnico de las televisiones de lámparas en Tamaraceite, San Lorenzo y Tenoya. No había De Wold, las televisiones que traía Macriver, RCA o Philip que se le resistiese. Conocía los entresijos de las viviendas de nuestro pueblo como el que más y siempre tenía un chiste o una palabra agradable para grandes y chicos.

Fue el técnico del Cine Galdós durante años sustituyendo a Miguelito, un cine que vió nacer en su juventud y que comenzó su andadura en los años 30. Fue construido por Don Juan Medina Nebot, pasando posteriormente a manos de Don Manuel Marrero Barrera, propietario de la mayoría de los cines de la capital, entre ellos el Cuyás, y con el que trabajó.

El cine tenía varias categorías de asiento, en las primeras filas estaban los grandes bancos comunes y a los cuales se accedía por el callejón lateral, eran los más baratos. En la parte de atrás estaban las butacas de asiento individual con reposa brazos. En la planta alta había dos palcos con capacidad limitada al que accedían los más pudientes, autoridades y los amigos del acomodador de turno o de los que echaban la película, Miguelito García o Santiago Diepa.

El Cine Galdós desapareció a principios de los años 80 cuando comienza a hacer furor la televisión en color, las grandes salas en Las Palmas y el uso del coche privado y la guagua que facilitan que este lugar emblemático vaya teniendo cada vez menos seguidores. Santiago se tuvo que adaptar a las nuevas técnicas y a la televisión en color y lo hizo con gran clase. Autodidácta, fue maestro de otros técnicos en Tamaraceite, pero siempre será recordado por su gran personalidad, profesionalidad, pero sobre todo por ser una gran persona y muy apreciado por todo el vecindario. D.E.P 

viernes, 10 de febrero de 2017

Radio tamaraceite, 21 años de ilusiones, retos y esperanzas.

Por Esteban G. Santana Cabrera
En los últimos años del S XX se produjo en Tamaraceite y en general en toda España,  un boom económico, lo que originó una gran demanda de viviendas y nuestra ciudad por donde único podía crecer era por la periferia. Tamaraceite y todo el Distrito Tamaraceite San Lorenzo Tenoya se vio muy afectado por este fenómeno, estimándose la población en 34.319 habitantes  en el año 2000, y en el último censo los datos son escalofriantes ya que son cerca de 50.000 los habitantes de este distrito. Pero este aumento de población y de construcciones no se ha visto beneficiado con la realización  de una infraestructura adecuada, para que estos habitantes tuvieran una buena calidad de vida. No hay parques, ni nuevas canchas deportivas, ni un nuevo centro de salud, ni un auditorio, sino que se continúa con el mismo equipamiento que cuando la población era mucho menor.  Tamaraceite desde 1950 hasta los años 80, es un claro ejemplo de subdesarrollo urbanístico, con una alta especulación parcelaria, donde no existen apenas zonas verdes, no se reservan áreas para equipamiento y se parcela en función de la demanda del suelo. En los últimos  años se está construyendo  con cierta planificación aunque tampoco está siendo equivalente el crecimiento con la creación de infraestructura deportiva, sanitaria y social adecuada. En este ambiente surge hace 21 años Radio Tamaraceite, proyecto  que nació y creció al abrigo de la parroquia de San Antonio Abad de Tamaraceite siendo párroco Jesús Vega, para darle voz a los que no tenían voz en los medios de comunicación habituales, pero sobre todo para ofrecer una actividad diferente a los jóvenes de la época y que ha ido creciendo y madurando, convirtiéndose a día de hoy en un referente de los medios locales y diría que nacionales. 
Radio Tamaraceite es un ejemplo de radio parroquial testimonial, de trabajo comunitario de radiodifusión diocesana que ha ido de menos a más. Y se los explico brevemente. Los comienzos de Radio Tamaraceite no fueron fáciles, aparece como una radio parroquial, humilde, alternativa para los jóvenes y que ofrece sustancialmente una programación para el barrio eminentemente pastoral, social y cultural. Su principal valor ha sido y es el voluntariado ya que esta emisora carece de publicidad y de subvenciones públicas. En estos años su proyecto se ha ido transformando, primero de la mano de Cristóbal Déniz y en los últimos años de Jorge Martín y Raúl Arencibia. Un formato joven, fresco, actual y sin dejar de informar, formar, entretener y acompañar, sin perder el principal objetivo, un medio realizado desde la comunidad diocesana para la sociedad en general y donde el respeto, la solidaridad, la seriedad y el trabajo bien hecho sea lo habitual.
Actualmente son sesenta los colaboradores con los que cuenta esta emisora que desempeñan diversas labores (técnicos, locutores, gestores web,etc.). Tiene una parrilla de treinta y seis programas semanales con una temática variada. Los programas de oración ocupan el 19% de la parrilla, le siguen los religiosos y de salud con un 14%, los educativos, culturales e informativos con un 8% y el resto lo completan infantiles, de cine, deportivos, etc.
Una experiencia pionera de las que solo, como ejemplo, encontramos a Radio Santa María de Toledo y Radio Estel en Barcelona. Según nuestros datos el Arzobispado de Barcelona tiene concedidas en la actualidad siete emisoras con una programación pastoral y religiosa interesante. En el concurso realizado en Cataluña a inicios de Noviembre del 2008 se le concedió varias licencias a la Fundació Missatge Humá i cristià, que es una fundación pía autónoma del Arzobispado de Barcelona.
Radio Tamaraceite ha tenido a lo largo de estos años varios reconocimientos como el  Premio Jóvenes con Valores 2006 de la Comunidad canaria otorgado por la Fundación la Caixa, el Premio Nacional Manos Unidas de radio 2008, Premio de Periodismo Pedro Marcelino Quintana 2009, de la Tertulia Pedro Marcelino Quintana de Arucas y el reconocimiento de la Fundación Bertelsmann al trabajo que realizaba Radio Tamaraceite como experiencia de Emprendimiento Social Juvenil (ESJ) entre otros.
De su cercanía a los más jóvenes viene su buena relación con el mundo educativo,  siempre ha tenido presente el aspecto formativo y los centros del distrito han tenido las puertas siempre abiertas a colaboraciones de distinta índole. Por sus micrófonos han pasado casi todos los centros del distrito y los IES Cairasco y Tamaraceite tienen su espacio semanal en antena.
Con la llegada de Raúl Arencibia a la dirección de la emisora, ésta ha dado un salto de calidad, no solo a nivel de programación sino de difusión. Ya es más de media isla la que sintoniza sus diales y desde hace casi dos años,  está adaptada a los nuevos sistemas electrónicos de emisión contando con una aplicación de dispositivos móviles (smartphone y tablets) para el sistema IOS y Android. Más de 14.700 usuarios han descargado la aplicación para móviles y tabletas. La media de oyentes únicos es de 8.500 mensuales. Llegándose a cifras como las de septiembre de 2016 donde hubo 13.000 oyentes coincidiendo con las Fiestas del Pino.En cuanto a los oyentes de la página web los datos no dejan de ser más positivos. Oyentes por franja horaria: 4.000 por la mañana, 2.900 por la tarde y 2.000 por la noche. Espacios más escuchados: Misa catedral: 3.100 oyentes, Misa de la tarde: 2.700, Misa Teror: 2.300, El rosario: 2.300 y los diversos programas: Entre 1.500 y 2.000.
La web, radiotamaraceite.com tiene 5.900 descargas mensuales de programas en el servicio de podcast y se registran 4.000 / 5.000 visitas diarias. 
Radio Tamaraceite desde hace unos años ha pasado a ser emisora diocesana, pero sigue  manteniendo el espíritu y la sensibilidad que le dio origen,  es decir, una radio que  tiene como objetivo principal favorecer la misión evangelizadora de la Diócesis con una sensibilidad Pastoral, Social y Cultural y con propuestas humanizadoras. Un ejemplo de radio parroquial testimonial, de trabajo comunitario de radiodifusión diocesana. Muchas gracias Radio Tamaraceite.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Adiós a un histórico: Agustín Angulo

C7. El fútbol canario llora la pérdida de Agustín Angulo, quien falleció la pasada madrugada tras un largo ingreso hospitalario. Nacido en 1928 en Tamaraceite, su figura ha sido una de las más importantes en el balompié regional, su labor fue más allá del balón. Tras una larga carrera como portero, con paso por equipos como el Porteño, en el que coincidió con Juan Guedes, y que estiró hasta los 45 años, fue fundador del Chanchullo, emblemático club de veteranos, y hasta el fin de sus días ejerció como informador arbitral e impulsor de todo tipo de competiciones y eventos relacionados con el balón.
Tal fue el calibre de su aportación que la Federación Española de Fútbol le invitó, en gesto de cortesía, a presenciar la final de la Eurocopa entre España y Alemania disputada en 2008 en Viena.
En una entrevista concedida a CANARIAS7 en mayo de 2011, Agustín Angulo recordaba sus tiempos como jugador ("si no hubiese sido por Montes o Pepín, que eran unos monstruos, seguro que habría llegado mi oportunidad en la UD Las Palmas") y sus amistades como ilustres como Guedes ("todavía recuerdo las comilonas que nos dábamos en Tenoya después de los partidos") o Germán Dévora ("cuando era un chiquillo me probaba con sus disparos en Las Canteras").
Padre de Tito Angulo, jugador amarillo de 1983 a 1987, nunca perdió el entusiasmo por difundir las bondades de la escuela canaria y, al frente del Chanchullo, participó en competiciones por toda España, Venezuela, Hungría, Francia, Holanda y Alemania.
"Para mí, el fútbol es la vida", repetía cuando se le preguntaba por el deporte al que consagró todo su tiempo.
Su cuerpo está siendo velado en el tanatorio San Miguel, sala número 201. Descanse en paz.

domingo, 29 de enero de 2017

¡Adiós Tata!

Saro, Mariquita García y Carmela
En estos días se nos fue una persona muy querida en Tamaraceite. Carmela Cabrera, más conocida por Carmela García por su madre, Mariquita García "la partera", y con la que muchos niños de los que hoy peinan canas vinieron al mundo con ella. Se fue nuestra Tata, nuestra segunda madre, como ella bien decía, que tenía ocho hijos.

Carmela como su madre María, fue una emprendedora. Era la mayor de tres hermanos, Saro y Tomás, a los que quería con locura, y a los que vio partir muy jóvenes aún y empezando a disfrutar. A partir de ahí siempre decía que su vida se había roto y así fue en progresivo retroceso hasta su muerte.
Carmela desde muy joven se dedicó a la costura junto a su hermana Saro, y muchos trajes para las fiestas de San Lorenzo e incluso alguno de boda diseñaron. A comienzos de los años 70, abrió una tienda en el número 13 de la Calle Magdalena enfrente del Colegio de Angelita y un poco más arriba de la oficina de Correos, que se encontraba haciendo esquina con el callejón de Conchita y el antiguo colegio de Chita. La tienda de Carmela fue un referente en el Tamaraceite por esos años, sobre todo en La Montañeta. 

A mucha gente ayudó por estos años, no solo con los artículos que vendía en su comercio, sino además hacía de intermediaria para que muchas familias pudieran comprar en Triana ropa o muebles en Omebe, uno de los comercios más punteros del Schamán de aquellos años. Simultáneamente, durante unos años, acogió en su casa a muchos estudiantes de arquitectura, para los que era una madre por el cariño que les dispensaba porque en muchos casos era lo comido por lo servido. Pero como ella decía, la casa siempre estaba llena, y en verano, cuando estos retornaban a sus islas, se quedaba la casa sorda. 

Ejemplo de emprendiduría que no supo aprovechar porque se quitaba de lo que no tenía para socorrer al que lo necesitaba y para que nadie pasara desconsuelos ni en Reyes ni cumpleaños. Mucho le quedaron a deber de los "fiaos" y nunca le escuchamos decir un reproche para con aquellos que les debía. 

Hoy, si me lo permiten, quiero dedicar un minuto para su recuerdo, para Tata, nuestra Tata, que siempre estaba ahí cuando la necesitábamos.Mujer alegre y sencilla, solidaria, cercana a sus vecinos con los que nunca tuvo una discusión ni enfado y ellos lo pueden corroborar.Le encantaba el carnaval y los bailes y a más de un mozo tenía loco en sus años mozos. 

Se fue en silencio como fue su vida, discreta, sin hacer ruido ni escándalo. Querida y respetada por todos. Un ángel que ya está en el cielo por tanto bien que hizo a sus semejantes. Tata siempre te tendremos en el corazón. Tus niños, como tú nos decías siempre se sentirán orgullosos de ti porque fuiste un ejemplo para nosotros y eso siempre quedará en nuestros adentros.

domingo, 22 de enero de 2017

Fiestas Tamaraceite 2017 en la ermita de la Mayordomía.



Como todos los años, Tino Torón nos regala imágenes preciosas de las Fiestas de Tamaraceite. Y este año no podía ser menos.

martes, 17 de enero de 2017

Himno a San Antonio Abad de Tamaraceite


Jesús Vega, párroco de Tamaraceite hasta el año 2008, y que estuviera más de 15 años entre nosotros, compuso un himno a San Antonio Abad inspirado en un canto que escuchó en uno de sus viajes a Sudamérica. Hoy en día es un canto que se ha convertido un referente en las fiestas de San Antonio Abad.