jueves, 14 de enero de 2016

Tamaraceite suena a Chácaras

Hemos recién acabado las fiestas de Navidad y damos comienzo a una de las primeras fiestas del año de  la ciudad de Las Palmas de GC. La apertura de las fiestas de los pueblos es un honor que le toca a un pregonero o a muchos como es el caso de este año.  Por el ambón de los pregoneros han pasado profesores,  escritores,  barberos, empresarios, periodistas, jóvenes y mayores que se convierten por unos minutos en maestros de la oratoria, encargados de dar la bienvenida a nuestro santo patrono San Antonio Abad de Tamaraceite.

Este año 2016 tenemos el enorme placer de añadir a la ilustre lista de pregoneros de Tamaraceite  a un grupo de voces que lleva más de treinta años sembrando la buena música y el nombre de Tamaraceite por muchos lugares de nuestra geografía insular. El “Grupo Folclórico Voces y Chácaras”, así es su verdadero nombre, constituido como asociación el 12 de septiembre de 2004,  es uno de los grupos musicales de nuestro pueblo, y no me equivoco si digo, el más importante, por su trayectoria y composiciones.  Una  historia que comenzó a finales de los años 70 cuando un grupo de chicos y chicas, algunos todavía estudiando EGB y otros empezando el Bachiller, comenzaron con gran ilusión a reunirse, de la mano de Chano, para preparar y ensayar los cantos para la Misa del Gallo, en la época del cura Don Manuel. La mayoría de sus componentes eran de Tamaraceite aunque los había también de otros barrios. Muchos de estos jóvenes formaban parte de la rondalla del colegio Adán del Castillo, dirigida entonces por Santiago Nuez, componente del grupo Los Gofiones, otros eran alumnos del colegio Valencia, que eran dirigidos  por Gregorio, el hijo de Manolito el barbero. Aquella Misa del Gallo salió tan bien que se animaron a seguir reuniéndose y es a partir de este momento cuando comenzaron a existir como grupo. Empiezan a organizar distintos actos con el fin de recaudar dinero con fines solidarios pero también  para comprar instrumentos, que aún hoy se conservan como el contrabajo, las chácaras, los tambores de La Gomera y otros instrumentos de artesanía.

En una segunda etapa, Fernando Arencibia, padre de Antonio, les cedió un pequeño local conocido como El Almacén, que acabó convirtiéndose en un club de jóvenes, más que en un local de ensayo, al que acudían  casi todos los días. A comienzos de los años 90  Antonio Arencibia convenció a “Enchi” para que reuniera de nuevo al grupo y así evitar que sus canciones se perdieran. Fue tanta la insistencia de Antonio que el grupo se volvió a unir, esta vez bajo el nombre de Chácaras, casi con los mismos componentes, entre los que estaba el mismo Antonio Abad Arencibia que actuó con ellos en dos ocasiones.
Hay que destacar que la influencia de Antonio fue importantísima. Canciones como Tamaraceite bonito, Tierra Canaria, Pa´l Pino, San Lorenzo (cuyo título original fue Canción para las fiestas populares de San Lorenzo),Arguineguín, La niña de los ojos negros, Doramas, Guayermina, Mi Gran Canaria... y otras que intercalaban con las populares de siempre como Somos costeros, Isas Parranderas, etc.
En el año 2001 grabaron un disco que recoge un repertorio de canciones muchas de Antonio Abad Arencibia, que volvimos a escuchar esta noche, en el lugar donde tanta huella y horas dedicó, la iglesia parroquial. 

Este grupo de voces masculinas ha organizado tres encuentros  de solistas, han participado en muchos, si no la mayoría de los encuentros de villancicos de Tamaraceite y los mercadillos solidarios, bailes de finaos y aniversarios de la radio parroquial. En el 2010 actúan por segunda ocasión en el programa Tenderete, que presenta otro de nuestros vecinos Raúl Arencibia, pero también han participado en programas de la TVC como “Mi barrio es mi mundo” y  han colaborado con otros artistas como Nayra Sosa en la grabación de un cd.

Ha pasado por varias etapas este grupo a lo largo de estos treinta años, luces y sombras, algunos de silencio, otros de esplendor. Pero siempre acompañados por el espíritu de Chácaras, ese que tanto hizo por ellos y por Tamaraceite, Antonio Abad Arencibia, que nunca los ha dejado solos.

¡Les animo a disfrutar un año más de las Fiestas de San Antonio Abad de Tamaraceite!  Seguro que no van a ser las fiestas más brillantes, con más actos, con el mejor programa, pero les animo a que participen de cada uno de sus actos, para no perder lo poco que nos queda de la historia de nuestro pueblo de Tamaraceite.  Porque si perdemos nuestras fiestas pederemos buena parte de nuestra identidad. Pero los protagonistas esta noche fueron ellos, el  “Grupo Folclórico Voces y Chácaras”. Felicidades por tan entrañable pregón.

martes, 29 de diciembre de 2015

Tamaraceite y las multinacionales

Por Esteban G. Santana Cabrera
LPDLP.Con la llegada de las grandes multinacionales, Tamaraceite se ha ido convirtiendo poco a poco en una zona comercial de las más visitadas de la isla de Gran Canaria, y lo que le queda. Ya hace un año que llegó Leroy Merlin y por las cifras que ha hecho públicas la empresa del bricolage, se han superado las previsiones más optimistas.
¿Pero, esto es algo novedoso? Volvamos la vista atrás. Según el historiador e investigador don Antonio Abad Arencibia Villegas los cultivos de frutales y cereales, cebada y trigo, debieron darse entre los siglos XVI y XVIII ya que en esta zona la tierra presentaba un alto grado de fertilidad, por la gran cantidad de agua existente y su suave clima. De ello se deduce que la actividad económica principal en Tamaraceite fue el sector primario, para ir evolucionando a lo largo de los años hacia otros sectores como el de los servicios y el comercial. El cultivo de la caña de azúcar hasta el S.XIX hizo aparecer pequeñas industrias, trapiches, para la elaboración de azúcar y que se mantuvieron hasta el siglo XX en que se implanta el boom del plátano. El cultivo de la platanera desplazó casi en su totalidad al cereal y a las variedades frutales que formaban el cuadro agrícola de esta zona, según se puede apreciar en el mapa rural catastral de 1957. Esta actividad agrícola trajo consigo la tala de importantes palmerales y dragonales de la zona, tal como ha ocurrido en estos dos últimos años en el área donde está ubicada la multinacional francesa Leroy Merlin. En lo que respecta a la industria, y debido a que esta zona ha sido un enclave importante de comunicaciones, existían hasta hace unos treinta o cuarenta años algunas pequeñas industrias como serrerías, carpinterías y herrerías que abastecían no sólo a los habitantes del pueblo sino que también eran utilizadas por los viajeros que iban al norte y hacían una parada en Tamaraceite. Asímismo, existían algunas tiendas y bares donde la gente iba a pasar sus ratos libres, hacer tertulias o jugar a la baraja o al dominó. Desde los años 70 del S XX, con la decadencia de la agricultura y el boom turístico, Tamaraceite y sus alrededores se ve "invadida" por nuevos núcleos de población que van a demandar una serie de servicios ya sean bancarios, sanitarios, comerciales, industriales, etc. Por ello, el sector terciario, que ya estaba presente en la zona, poco a poco va desplazando al primario; la gente ya no trabaja en Tamaraceite sino que se va a desplazar incluso al sur de la isla para desarrollar su labor en el sector de la construcción principalmente. El pueblo de Tamaraceite, en otro tiempo cabeza de población más importante del extinto Ayuntamiento de San Lorenzo, se va convirtiendo en barrio dormitorio y necesariamente surgen una serie de servicios que cumplen con esta nueva demanda. La principal zona de pequeño comercio del Distrito Tamaraceite San Lorenzo Tenoya hasta casi el 2014, va creciendo en torno a la Carretera General, aprovechando la vía de comunicación con otros pueblos como Teror o Arucas pero que a su vez va a ser vía de paso, por la que muchos de los nuevos vecinos tienen que pasar hasta llegar a sus hogares en barrios como Piletas, Las Suertes, El Toscón, La Galera,Las Mesas, Ciudad del Campo, etc. Esta vía fue un lugar estratégico con el devenir de los siglos, pasando de ser un espacio de ocio y esparcimiento, donde estaban ubicados el cine Galdós, la Sociedad de Recreo, la Iglesia, el paseo, etc., a una zona de pequeños comercios, algunos con gran importancia a nivel insular como Macriver. En la actualidad Tamaraceite se está convirtiendo en la principal zona de expansión comercial de la ciudad. En breve se abrirá otra tienda de la multinacional francesa Decathlon, un gran centro comercial abierto y un gran hipermercado, pero a su vez muchos pequeños comercios tendrán que ir cerrando por no poder competir con estas grandes superficies. Lo que hoy por hoy, es la principal zona comercial del distrito, donde se ubican pequeños comercios de todo tipo como farmacias, relojerías, tiendas de deportes, supermercados, bares, autoescuelas, estudios fotográficos, academias, boutiques, pescaderías, ópticas, agencias de viajes, etc., que cubrían hasta hace poco la demanda de la población de la zona, están en peligro de extinción ante la llegada de grandes multinacionales. En breve podremos afirmar que, Tamaraceite, será una de las zonas comerciales más importantes de la isla de Gran Canaria.Pero también podremos decir que las multinacionales cambiaron el paisaje y la vida económica de este enclave, no sabemos si para bien o para mal. El tiempo dirá.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Eduardo Barreiros, famoso empresario automovilístico gallego, vivió durante varios años en Tamaraceite

Eduardo Barreiros Rodríguez fue un empresario industrial español desde los años cuarenta hasta los noventa. Es célebre por la transformación patentada de motores de gasolina a diésel  y por la posterior fabricación de camiones y vehículos industriales. La demanda de transformación de motores hace que funde Barreiros Diesel, a mediados de los años cuarenta en Orense, para trasladarse en 1952 a Madrid, donde se establecerá en los terrenos que actualmente ocupa PSA Peugeot-Citroën. Se configura de esta forma una importante y gran factoría de motores y vehículos industriales,3 convirtiéndose Eduardo Barreiros en el mayor empresario privado del sector automovilístico español de su época,4 que logra además contactos y acuerdos de asociación con diversas compañías de Europa y Estados Unidos, -todo ello a pesar de muchos conflictos y obstáculos por parte del I.N.I. (INI y ENASA). Consigue grandes éxitos en el campo de la fabricación de motores industriales, en la de camiones, autobuses, tractores, furgonetas, etc.; sin embargo, no logra una total penetración en el mercado de automóviles turismos, para lo cual se asocia con la norteamericana Chrysler, fabricando el Simca 1000 y Simca 1200 y el Dodge Dart.
En 1963 Barreiros firma el acuerdo con la multinacional Chrysler y, a pesar de que pudiera haberse encontrado mediante el mismo la solución a los problemas financieros derivados del gran volúmen de letras por las numerosas ventas a plazos, pronto se demostró que el verdadero interés de la multinacional norteamericana era, sobre todo, la introducción de sus modelos Simca y Dodge Dart en el mercado español, aprovechando la infraestructura de distribución creada por Barreiros.5
La industria automovilística necesita de enormes inversiones y economías de escala, a cuya altura no pudo estar Barreiros. En el año 1969, Chrysler toma el control del 100% de la compañía, en medio de una gran polémica.6 Eduardo Barreiros pierde, pues, el control de Barreiros Diésel, dimite como Presidente y firma un acuerdo por el cual se ve obligado a pasar un lustro de inactividad forzosa en la industria del motor. Transcurridos unos años, regresa de nuevo en los años ochenta a este mundo -después de haberse dedicado a actividades industriales diversas-, constituyendo Diésel Motores Industrias, S.A. (DIMISA), que diseña y construye nuevos motores diesel. Establece su última residencia en Cuba, donde dirige el plan de desarrollo automotriz y diferentes industrias de automoción.
Eduardo Barreiros nació en la pequeña localidad de Gundiás (parroquia de San Miguel do Campo) en la provincia de Orense en el valle del Sil.8 Es el primero de cinco hermanos. Su padre Eduardo Barreiros Nespereira, emigró medio año antes de que naciera a Gran Canaria. Conviviendo durante este tiempo con su madre Luzdivina Rodriguez y su abuelo Francisco ayudándole con sus labores de campo. Al cumplir Eduardo los cuatro años el padre regresa a Galicia para reagruparlos, y llevarlos a la localidad de Tamaraceite (Gran Canaria). El padre había logrado activar allí un pequeña fábrica de cedazos o cernideras cuya producción se encargaba él mismo de transportar a la ciudad más cercana mediante la ayuda de dos caballos de su propiedad. Eduardo acompañaba a su padre en este transporte diario. Su hermano Valeriano nace durante este periodo de estancia en Las Palmas. Ya en el año 1925 la familia Barreiros regresa a Galicia para acompañar al abuelo Francisco que, debido a la enfermedad grave que padece, fallece meses después. 
Fuentes: Wikipedia
  • García Ruiz, Jose Luis; Santos Redondo, Manuel (2002). ¡Es un motor español! Historia empresarial de Barreiros (1ª edición). Madrid: Fundación Eduardo Barreiros / Editorial Síntesis. ISBN 84-7738-900-4.
  • Thomas, Hugh (2007). Barreiros. El motor de España (1ª edición). Madrid: Editorial Planeta. ISBN 978-84-08-06834-1.

domingo, 20 de septiembre de 2015

El Movimiento Vecinal de Tamaraceite está de luto

Vicente Acosta segundo por la derecha
El Distrito Tamaraceite San Lorenzo Tenoya y más concretamente el barrio de Las Suertes de Tamaraceite está de luto, ya que uno de los vecinos que más hizo por éste ha fallecido en el día de hoy después de una larga enfermedad. Vicente Acosta, o Vicente "el taxista" como todos le conocíamos, dirigente vecinal y cofundador de la Federación de Asociaciones de Vecinos Las Medianías, hombre amable y cercano, amaba a su barrio, por el que dio muchas horas de su tiempo que quitó a su familia y a su trabajo de taxista.
.Nos contaba hace quince años, para la edición del libro "Tamaraceite. Recordar es volver a vivir"  que cuando llegó al barrio no había agua ni luz, ni alcantarillado, las calles estaban sin asfaltar y apenas caían tres gotas se convertían en un barrizal. La electricidad se obtenía con motores y la televisión se veía con batería. Todas estas dificultades consolidaron un movimiento vecinal importante que contó desde sus comienzos con el apoyo incondicional de Don Luis García Correa. 
Dado este avance, a mediados de los años 70 los vecinos se tuvieron que unir para reivindicar ante el Consitorio las necesidades que tenían. Surgen primeramente las asociaciones de Cabezas de familia, que fueron el comienzo de la solución de los muchísimos problemas que tenían los barrios de la periferia de la ciudad y empieza una vida social importante. Más tarde, se comienzan a transformar en Asociaciones de Vecinos y fruto de ello surge la primera federación de asociaciones de España, la Federación de Asociaciones Las Medianías. Nos cuenta Pepe Lezcano, primer presidente en esa década de los 70 en que se plantó la semilla de las Asociaciones en nuestro Distrito - entonces se llamaba de San Lorenzo - llegando a conseguir que se creara la primera Agrupación de asociaciones de España y que fue aprobada en Madrid el día 1 de Marzo de 1.976 con el nombre de AGRUPACION DE ASOCIACIONES DEL DISTRITO DE SAN LORENZO y que luego más tarde se erigió en Federación.
Ya desde dos años antes, en 1.974 un grupo de personas con inquietudes en cada uno de nuestros barrios, entre los que se encontraba Vicente Acosta, se fueron apiñando en lo que hoy es el Campo de Fútbol de Piletas y un día se oyó el grito de guerra: "los barrios unidos jamás serían vencidos".
En ese mismo año 1974 se fundó la actual Asociación de Vecinos San Andrés y Vicente Acosta Rodríguez fue su primer presidente, labor a la que le dedicó más de treinta años de su vida, empleando muchas horas de lucha por la prosperidad de este núcleo capitalino. 
A principios de los años 90, gracias al gran esfuerzo y colaboración de los vecinos, se compró el solar en el que más tarde se edificó la actual sede de la Asociación de Vecinos San Andrés. El dinero para su construcción salió de las múltiples rifas y sorteos que se realizaron para tal fin, así como de la venta de un solar propiedad de la Asociación de Vecinos.
Al carecer de iglesia, la misa se celebraba en la calle San Clemente y un vecino del barrio donó una imagen de la Virgen del Carmen, que pronto se aceptó como patrona del barrio. Años más tarde debido a que la Comunidad Claretiana se hizo cargo de la celebración de la misa, ayudando así al párroco de Tamaraceite a que en todos los barrios pudiera celebrarse una misa los fines de semana, por medio del padre claretiano Don José Antonio Anajo Vidales y la Asociación de Vecinos, se trajo una talla de San Antonio M ª Claret, que es el actual copatrono de Las Suertes. Durante su mandato y con la inauguración del Local Social, la Asociación de Vecinos cedió a la parroquia uno de sus salones para que sirviera de capilla y poder así celebrar la misa en el barrio en un lugar más acogedor y con mejores condiciones que el anterior.
Nos deja un destacado dirigente vecinal, pero si cabe, nos deja una mejor persona, preocupado por mejorar su barrio y por el bienestar de la comunidad. DEP.

sábado, 12 de septiembre de 2015

El primer vuelo en Canarias despegó del Municipio de San Lorenzo y sobrevoló Tamaraceite

Les dejo con un estracto del libro "El primer vuelo en Canarias" escrito por Manuel Ramírez Muñoz donde recoge la expectación que suscitó el primer vuelo de la aviación española en Canarias y donde Tamaraceite toma un protagonismo especial ya que el área que se acondicionó para tal fin estaba dentro de los límites del Ayuntamiento de San Lorenzo siendo su alcalde Don José Rivero Viera.
Creo que el autor comete dos errores que no emborronan este fantástico trabajo y son: por un lado que no nombra al Ayuntamiento de San Lorenzo en ningún momento y segundo que habla de Las Palmas de GC cuando el término de Gran Canaria lo toma el municipio capitalino tras la anexión en 1939.
Les invito de todos modos a que retornen a 1913 y echen a volar su imaginación recordando e imaginando el Tamaraceite que vivieron nuestros antepasados hace apenas 100 años.

Leonce Garnier nació en París en 1888. Apasionado de la aviación construyó él mismo un aeroplano. con elementos propios, en el garaje que su padre poseía en San Sebastián, terminándolo en 1910. Efectuó sus primeros vuelos en Pamplona, sufriendo en uno de ellos un grave accidente que casi le cuesta la vida. Al romperse su aparato se entrevistó con Bleriot, que estaba volando en Barcelona, comprándole su aeroplano un Bieriot XI. En el Aeroclub de Francia obtuvo el título de piloto en diciembre de 1910, lo que le permitió fundar en Vitoria, con dos aparatos más del mismo tipo, la primera Escuela de Pilotos de España que al no dar los resulta dos que esperaba, tuvo que dedicarse a exhibiciones aéreas por diversas ciudades españolas. En el timón de dirección del Bieriot XI que trajo a Canarias podía leer se: «Garnier. Escuela de Pilotos de Vitoria». El piloto francoespañol, con una experiencia de 95 vuelos por 28 ciudades españolas, suscitó en Las Palmas de Gran Canaria una expectación inusitada en la primavera de 1913, al anunciarse que habría festival aéreo como punto principal de las fiestas de San Pedro Mártir, gracias a las gestiones de una comisión encabezada por dos apasionados admiradores de este nuevo ingenio mecánico: el profesor de gimnasia Jaime Campany y el redactor de La Provincia Domingo Navarro Navarro. 
En principio se eligió como campo de vuelo un terreno situado en la proyectada Barriada Carló, en Las Rehoyas, que al no reunir las condiciones necesarias para llevar a cabo despegues y aterrizajes, hubo de trasladarse a una explanada existente entre la carretera de Tamaraceite y la playa de Guanarteme, junto a una finca del Sr. Antúnez, lugar flanqueado posteriormente por el torreón de la CICER, las fábricas de salazones de El Rincón y el Colegio Nacional Fernando Guanarteme. 
Los vuelos no pudieron comenzar el 29 de abril, como estaba previsto, debido a problemas en el arreglo del campo, realizándose al día siguiente cuatro salidas: la primera, de pruebas, alrededor del campo, y las tres siguientes llevando a bordo en cada uno como pasajeros a Jaime Campany -primer canario que logró surcar el cielo a 100 metros de altura-, a Julio Rodríguez, y al Gobernador Militar de la Plaza, Juan Sierra. 
Garnier sobrevoló Las Canteras, El Confital, La Isleta y Tamaraceite, mientras las gentes que se agolpaban hasta en las montañas de los alrededores, gritaban y aplaudían en cada despegue y cada aterrizaje, bautizando al piloto como «rey de los aviadores» y «emperador de los aviadores». 
Respecto a este primer día de espectáculo, dice con cierta socarronería El Tribuno, que las autoridades debían imaginarse que allí iba a pasar algo gordo por el despliegue extraordinario de fuerzas que se llevó a cabo. Treinta guardias municipales, numerosos guardias civiles al mando de tres oficiales, fuerzas de seguridad y, por si esto fuera poco, aun había varios agentes de vigilancia, pero «afortunadamente no hubo gritos subversivos, ni se provocó ningún motín, ni se hizo la tan temida revolución social». Entre seis y ocho mil personas admiraron al día siguiente, 1° de mayo, los dos vuelos que realizó Garnier superando a los anteriores, pues «fueron emocionantes y llenos de la sublimidad grandiosa inherente al espectáculo. El segundo vuelo, sobre todo, en el cual el aviador demostró su pericia insuperable, fue ovacionadísimo. El éxito de los dos primeros días llevó al piloto a realizar vuelos de mayor envergadura, despegando el 4 de mayo rumbo a Guía, Gáldar, Agaete y Arucas, acompañado de su mecánico. Después de sobrevolar la Montaña de Arucas tomó tierra en la finca de la familia Gourie, donde fue espléndidamente agasajado mientras en Guanarteme se temía lo peor ante la tardanza en el regreso. La muchedumbre, impaciente, oteaba el horizonte hasta que al fin, un punto diminuto se fue agrandando conforme se acercaba, y cuando el ronroneo del motor se hizo perceptible «aquello fue el delirio". Tras bajar del Bieriot, el francés fue aclamado como un auténtico héroe, con amplia sonrisa respondía agradecido a las muestras de admiración del gentío que le rodea ba», y, a modo de despedida, acompañado de su esposa, sobrevoló en dos ocasiones la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, dejando una estela heroica en e! corazón de sus habitantes que boquiabiertos miraban sus evoluciones desde el Puerto, Lomo de San Francisco, Vegueta, Barranco del Guiniguada, etc., pues las cimas de las montañas, las calles y las azoteas, «eran atalayas de muchos ojos»

Fuente: 

martes, 8 de septiembre de 2015

Caminito de Teror

Hoy dia del Pino quiero compartir este enlace de la FEDAC de un camino "distinto" a Teror. Hay que señalar que este camino se une con otro catalogado y balizado posteriormente a este estudio por Gesplan, nuestro Camino Viejo de Tamaraceite a San Lorenzo.
DATOS GENERALES
CÓDIGO: 09276
ACTIVIDAD: TRANSPORTE
GRUPO / TIPO: TERRESTRE / CAMINOS
ANTIGÜEDAD: SIGLO XVII
SUPERFICIE: 21000 m2
USO ACTUAL: OTROS USOS
D.G.P.H : 
lCimpia
LOCALIZACIÓN
EL ROMÁN, S/N
35018 - SAN LORENZO
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
UTM CUADRANTE: 28 X:452096 Y: 3106282
ALTITUD: 350 m.
TOPONIMIAS: CAMINO REAL DEL CASTILLO, LOMO APOLINARIO, LAS TUNECILLAS, LAS CANTERAS DE MAURICIO.
CARTOGRAFÍA: GC - 16A - 11C - 11D - 11B - 12 A - GRAFCAN

Ver detalle del mapa a pantalla completa
Ver con Google Earth
limpia
ESTADO
DESTRUCCIÓN POR OBRAS: SI
SAQUEOS: NO
ALTERACIONES NATURALES: SI
OTRAS ALTERACIONES: SI
ESTADO: REGULAR
FRAGILIDAD: MEDIA
VALOR CIENTÍFICO: MEDIO
PROPIEDAD: PUBLICA
CLASIFICACIÓN DEL SUELO: 
CALIFICACIÓN DEL SUELO: 
NIVEL DE PROTECCIÓN: 8

OBSERVACIONES ESTADO: GRAN PARTE DEL RECORRIDO ES POR CARRETERA. LA CIRCULACIÓN DE LAS PALMAS DESTROZÓ UNA PARTE A LA ALTURA DE SIETE PALMAS. LOS TRAMOS DE CAMINO QUE QUEDAN TIENEN VEGETACIÓN , ALGO DE BASURA Y EMPEDRADOS SEMIENTERRADOS. EN EL BARRANCO DE SAN LORENZO EL CAMINO ESTÁ INTRANSITABLE POR LA VEGETACIÓN Y PIEDRAS CAÍDAS.

DOCUMENTACIÓN: - VV.AA. (2001): "VAMOS P'AL PINO, CAMINOS PARA EL ENCUENTRO", CABILDO DE GRAN CANARIA. - - MORENO MEDINA, C.(1997): LOS CAMINOS DE GRAN CANARIA. ED.CABILDO DE GRAN CANARIA. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. - VV.AA.(2006): "LOS CAMINOS TRADICIONALES DE ARUCAS", EN FIESTRAS PATRONALES, SAN JUAN 2006. EXCMO. AYUNTAMIENTO DE ARUCAS.

OBSERVACIONES
LOCALIZACIÓN: EL CAMINO COMIENZA EN LAS CERCANÍAS DE LA CATEDRAL, SUBE AL RISCO DE SAN NICOLÁS, SIGUE POR EL CAMINO REAL DEL CASTILLO, CRUZ DE PIEDRA, LOMO APOLINARIO, LA PATERNA, LAS TUNERILLAS, ZONA MILITAR DE ALMATRICHE, ALMATRICHE, LA CANCELA, SAN LORENZO Y ROMÁN. AQUÍ TOMA EL CAMINO QUE CONDUCE A SAN JOSÉ DEL ÁLAMO, LUEGO SIGUE A LO BLANCO Y MIRAFLOR, Y SE CONVIERTE EN CAMINO EMPEDRADO QUE BAJA AL PUENTE DEL MOLINO. SUBE POR LA FUENTE AGRIA POR CARRETERA HASTA LA BASÍLICA.

HISTORIA: FUE UNO DE LOS CAMINOS MÁS IMPORTANTES PARA LLEGAR A TEROR,PUES ADEMÁS DE LOS PEREGRINOS LO USABAN TRANSEÚNTES Y BESTIAS. TAMBIÉN FUE USADO POR LA VIRGEN DEL PINO EN SUS IDAS Y VENIDAS A LA CIUDAD, INCLUSO EN 1677 SE CONSTRUYE UNA PEQUEÑA ERMITA PARA QUE LA VIRGEN DESCANSARA EN SAN JOSÉ DEL ÁLAMO. MANDADA A CONSTRUIR POR JUAN COELLO DE PORTUGAL, GOBERNADOR Y CAPITÁN DE GUERRA. EN 1737 SE CONSTRUYE A LAS AFUERAS DE LA CIUDAD UNA CRUZ DE PIEDRA, QUE POSTERIORMENTE DARÁ EL NOMBRE AL BARRIO.

DESCRIPCIÓN: CAMINO QUE TRANSCURRE CASI TODO POR CARRETERA DESDE LAS PALMAS A TEROR, EXCEPTO EN ALGUNOS TRAMOS EMPEDRADOS. POR ÚLTIMO, ANTES DE ENTERRAR EN EL PUENTE DEL MOLINO (SUBIDA A LA FUENTE AGRIA), HAY OTRO TRAMO DE CAMINO CARRETERO HERMOSAMENTE EMPEDRADO.

OBSERVACIONES GENERALES: EN LA ACTUALIDAD, LAS BAJADAS DE LA VIRGEN A LA CAPITAL SE SIGUEN HACIENDO, PERO POR LA CARRETERA ASFALTADA DE TAMARACEITE. DESDE SAN NICOLÁS AL CASTILLO DE SAN FRANCISCO EL CAMINO, HOY CALLE, GUARDA SU NOMBRE (CAMINO REAL DEL CASTILLO). - UTM INICIO 459205/3108400 (15 M.) - UTM FINAL 446185/3103909 (590 M.)

miércoles, 26 de agosto de 2015

lunes, 3 de agosto de 2015

Usos y costumbres de otra época (2ª parte)

Por Tino Torón
Las madres aparte de cuidar a sus hijos ya mas granditos los llevaban a comprar, a lavar, si eran pequeños los metían dentro de la misma cesta y si caminaban se quedaban a jugar al lado, iban en busca de agua al pilar enlazados a medio lado en el cuadril, llevando en la cabeza la cesta o cacharro. Como en casi todas las casas habían patios de flores y tierra e incluso llegué a ver casas sobre todo cocinas con el piso de tierra, los niños sueltos ya y gateando comían tierra y todo lo que cogieran a su paso, las madres les decían: “caca niño” siendo pocos los cuidados, los soltaban en cualquier sitio y con poca ropa, mi madre era costurera y tenía que tener cuidado con las agujas y los alfileres que no cayeran al suelo mientras el niño jugaba, mi hermana en casa de mi abuela bebió petróleo quedándose asfixiada, gracias que estaba mi padre y la cogió por los pies sacudiéndola, también se oían los llantos y las madres en otros cometidos no le hacían ni caso, no son como los mimos de ahora, aunque ya mas granditos iban poco a poco descubriendo su entorno ocurriendo desgracias de niños ahogados, otros caídos de paredes, etc. casos que puedo contar de mi Pueblo.
      Los niños por regla general su vestimenta era una camisa y pantalones cortos con peto y cintas a la cintura para que no se cayeran y sin ropa interior, habían muchos que se ponían las ropas de sus hermanos mayores e incluso ropas donadas por otras familias, de entre ellos muchos descalzos llegando a las escuelas y jugando en las calles, al llegar a los 10 o 12 años se iban a trabajar y el que no a ayudar a sus padres en diferentes tareas, yo iba a la acequia y al pilar acarreando agua y comida de animales ...
     Las niñas vestidas con trajes de vuelos y peinadas haciéndole rizos que era lo que se llevaba, en las escuelas se preparaban para hacer buenas amas de casa, aprendían a coser y bordar y cocinar, pues les hacían las comidas a las maestras, e incluso iban a escuelas particulares de costura.
     A estas edades las niñas ya granditas cuando llegaban el día de su santo se unían en su grupo haciendo una pequeña fiestas con chocolate y galletas regalándose sobre todo una tarjeta escritas por ellas y las he visto escritas por otros mayores, también se iban de merienda a los barrancos y montañas, antes desde pequeños estábamos muy relacionados, desde pequeños a grandes conociendo a todo el pueblo, las madres salían a la calle a llamar con gritos a sus hijos y el pueblo de Tenoya que era extensivo anclado entre lomos, lomitos y montañas, la voz caminaba y les decían “Tu madre te esta llamando”, si el niño llegaba tarde la madre le daba un coscorrón o le tiraba de las orejas y hasta le pegaba con las espargatas (alpargatas) o zapatos de casa, también los amenazaban con decírselo al padre, este dependiendo le pegaba con el mismo cinto o tortas en el culo, otros padres corregían hasta con la mirada. 
    Llegaba el tiempo de la primera comunión, en aquel tiempo se hacía desde los siete años a los nueve por regla general, el tiempo de dilatación era por ese año no tener medio suficientes , esperando un año mas, ocurriendo lo mismo, los que podían iban vestidos de marinero, de capitán… con chaquetas y pantalones cortos, sirviéndole para sus salidas, otros muy sencillos y hasta con ropas prestadas, los que no tenían lo hacían a otro día cualquiera e incluso con alpargatas dándose el caso que era la primera vez que se ponían alpargatas o zapatos, pues su niñez la vivió descalzo. En estas ceremonias se usaban zapatos de charol  y zapatos nuevos, teniendo que llevar al librito en las manos y el rosario y guantes blancos, esto es lo que les puedo contar de los varones, también prestados.
     Las niñas en la primera comunión eran de mas gastos en su vestimenta, procuraban sin tener que fuera con trajes nuevos (mi niña no hace la comunión con un traje prestado) eran trajes largos muy plegados, con vuelos y encajes de color blanco, si la niña tenía ya nueve años o más la gente decía: te fijaste parecía que se iba a casarse
También había variedad de vestidos, desde quien iban vestidas de ángel con alas, otras con trajes sobre tul, tela muy fina y transparente.
      Ese día y en mi época el cura hacía chocolate y churros, galletas, pues antes teníamos que estar en ayuno desde el día anterior, no pudiendo ni beber ni agua, en mi caso este día se me quedó pegada en el paladar y casi lloro. Las madres se ponían al lado nuestro para que no nos mancháramos, algunos llorábamos cuando las madres nos decía: ¡no te lo dije! tú ves, ahora tienes que ser un niño-a bueno-a y obediente, porque si cometes un pecado te tienes que ir a confesar, esta expresión se nos oía a las madres cuando hacíamos algo malo añadiendo este niño está condenao (condenado), éste va al infierno, mal rayo lo parta, deja que venga el padre….a que si se lo digo                        
      Aparecía ese día la figura del fotógrafo, haciéndonos una fotografía oficial en grupos y con los padres y también fotos de familias, pero para muchos había un día especial, la foto de estudio teniendo que ir a Arucas o Las Palmas, mas tarde abrieron  en Tamaraceite.
       Una vez terminado el acto salíamos haciendo el recorrido por todo el Pueblo visitando a los vecinos mas allegados a la que le entregábamos una estampita en recuerdos, dándonos unas pesetillas, dichas estampitas por regla general se encargaban en Arucas, antes había un vinculo comercial y social con esta bella ciudad lindante.
El día de las Primeras Comuniones, mi madre buscaba cambio para tanta gente ya que era costurera y conocía a muchos vecinos. Los niños y niñas eran tirados por su madre, los padres en algunos casos, llegando  el momento de estar cansados y bajo la inocencia decíamos delante de la gente, mamá, mamá, ya no puedo mas, me duelen los pies.
     Dependiendo, salíamos al domingo siguiente si no nos daba tiempo, saliendo a los pueblos cercanos y caminando, ( en mi caso llegué caminado hasta el pueblo de Cardones ya que los coches de hora amarillos pasaba una vez al día), llegando hasta él último familiar, si nos quedaban estampas, volvían a encargar y así hasta completar el recorrido.
    Cada niño llevaba una talega de trapo (tela) que parecía y llegaron a hacerse de medio calcetín, las niñas con un bolsito blanco adornado hechos hasta de barbilla, cuando estaba algo llena las madres lo pasaban a su cartera negra de charol, comprada para este día presumiendo de ella o prestada y al llegar a casa rendidos siguiéndose quejándose, quitándose lo primero los zapatos y después de los descansos, la madre contaba el dinero para cubrir los gastos y los sobrantes se quedaban los padres con ellos para otras necesidades y otros para la alcancía o hucha, yo tenía una de caja de azafrán que mi padre la reforzó con una cinta metálica, muchos ya mas granditos buscaban la manera de sacar algún dinero virándola boca abajo, utilizando una traba del pelo ú otro objeto  con arte.
Cuando se abría la hacíamos sonar como si fuera un instrumento musical, ese día la madre ante la mesa las abrían contando  haciendo montones de torretas con las diferentes monedas que a veces caían (en mi caso éramos mi hermana y yo y nos poníamos en disputa, quién tenía mas ) ese dinero era para comprar ropas y zapatos ú otras necesidades (habían familias que le decían a sus hijos, me prestas …..que ya te los pagaré, por las necesidades.
   

                                           SEGUIREMOS CON LA TERCERA PARTE

jueves, 30 de julio de 2015

Constituida la Junta de Distrito Tamaraceite San Lorenzo Tenoya

Imagen: Yeray Castellano 

Recojo esta noticia del Ayuntamiento de las palmas de GC por el interés histórico que tendrá en el futuro para las generaciones venideras.

Fuente: ayuntamiento de Las Palmas de GC.-
 Las Juntas de los cinco distritos en los que está estructurado el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, se constituyeron esta tarde con una nueva mayoría progresista entre sus componentes, fruto de los resultados electorales del pasado 24 de mayo, y con el objetivo de recuperar la participación ciudadana como eje vertebral de su funcionamiento. Los 65 nuevos vocales, salvo algunas ausencias, juraron o prometieron hoy desempeñar fielmente el cargo representativo que se les ha otorgado en sus respectivas Juntas de Distrito.
Cada Junta ha quedado compuesta por 14 vocales, en representación de los seis partidos representados en el pleno municipal (PP, PSOE, LPGC Puede, Nueva Canarias, Ciudadanos y Unidos por Gran Canaria), y presidida por el correspondiente concejal de distrito. Así, la Junta de Distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, queda presidida por la concejal Lourdes Armas (PSOE); Distrito Centro por el edil José Eduardo Ramírez (Nueva Canarias); Isleta-Puerto-Guanarteme, por el concejal Sergio Millares (LPGC Puede); Ciudad Alta, por el edil Mario Regidor (PSOE); y Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, por la concejal Mercedes Sanz (LPGC Puede).
El concejal de Participación Ciudadana, y presidente de la Junta del Distrito Isleta-Puerto-Guanarteme, Sergio Millares, avanzó algunas de las novedades que se irán aplicando en el presente mandato a estos órganos de representación municipal. “Se inicia una nueva etapa en la participación vecinal y ciudadana a través de las Juntas de Distrito, que hasta ahora no eran más que copia de los plenos en los que sólo participan los concejales de los partidos políticos con representación. Este gobierno va a cambiar esa forma de entender la participación”. Millares explicó que, a partir de ahora, los vecinos que acudan a las Juntas de Distrito podrán participar en las mismas, aunque no sean vocales. “El turno de ruegos y preguntas se abrirá a la participación de todos los asistentes. Ya no hará falta, como impuso el gobierno municipal anterior, que las preguntas se presenten por escrito y en el registro municipal con 15 días de antelación”, aseguró el edil de Las Palmas de Gran Canaria Puede.
Por su parte, la portavoz del grupo municipal del PSC-PSOE, y vicepresidenta de la Junta de Distrito de Ciudad Alta, Inmaculada Medina, defendió la participación de los vecinos en las decisiones del gobierno municipal. “Volvemos a recuperar a las juntas como el espacio de encuentro entre el gobierno y la ciudadanía. Este gobierno, a diferencia del anterior, quiere que los vecinos y vecinas sean parte implicada en las decisiones del gobierno de la ciudad, por eso, la opinión de los ciudadanos será fundamental para la consecución de obras y proyectos que les afecten”, aseguró. “Queremos que las sedes de los distritos sean algo más que unas oficinas administrativas en las que rellenar papeles, por eso, vamos a dar cumplimiento al compromiso del alcalde Augusto Hidalgo con los vecinos y vecinas de esta ciudad, y vamos a convertir los distritos en espacios de confluencia entre la ciudadanía y el gobierno del Ayuntamiento”, agregó Medina.
El segundo teniente de alcalde y portavoz del grupo municipal de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, destacó el nuevo papel que han de jugar las juntas de distrito como “instrumentos de descentralización” de la actividad municipal. “Las Juntas deben ser órganos determinantes para captar la sensibilidad de la ciudadanía ante ciertos problemas que no se llegan a captar desde las oficinas en las que se gestiona el buen funcionamiento municipal”, manifestó Quevedo. “Como órganos de participación descentralizados, este gobierno municipal va a apostar por las Juntas de Distrito, potenciando su papel como fórmula idónea de participación ciudadana en la gestión municipal”, concluyó Pedro Quevedo.

martes, 23 de junio de 2015

Usos y costumbres de otra época

Por Tino Torón
Al paso de mi vida he visto desaparecer y aparecer diferentes usos que por curiosidad quiero relatarlos como los recuerde y a mi manera, eso sí reflejando lo mas  posible a la realidad.
    Desde que tuve razón, fui descubriendo poco a poco todo lo que me rodeaba, que antes parecía ser poco y ahora recordándolo es mucho, iniciando el tema desde el momento que han nacido los de mi época.
     Recuerdo cuando una mujer se quedaba embarazada, nuestras madres ya nos preparaban diciéndonos que la cigüeña nos iba a traer un hermano-a y cuando pasaba un avión: gritábamos “Tráenos un niño” y  les preguntábamos de dónde vienen, nos contestaban “Vienen de París”.
    Cuando llegaba el momento de dar a luz a los niños nos recogían familiares y vecinos que acudían en la ayuda de la partera, en Tenoya conocí a varias, la más famosa Teresita  y otras amañadas, pero ya en mi época había una Comadrona titulada Doña Ángela Henríquez, quién en una época y por muchos años fue la Comadrona Oficial del hoy Distrito, ella me llegó a contar muchas anécdotas y curiosidades al paso de su vida profesional e incluso le hice una entrevista.
Entre tantas curiosidades y anécdotas me contó que cuando vino de Cádiz, cuando terminó la carrera, los vecinos no le tenían fe, pero al acudir a su primer parto, le dijo a María la de Rosalino ¡Vas a tener un niño, sobre las dos de la mañana! Opinión que dijo al azar y que coincidió, acertando, por lo cual al ser un pueblo la voz caminó y los vecinos tomaron su confianza.
También me contaba que una vez fue en una camioneta a los Giles, a una chabola donde no tenían ni agua, otras veces salir caminando lloviendo a cualquier hora y encontrarse con complicaciones de parto donde las madres se jugaban la vida.
     Las nuevas Comadronas al principio no tenían esa aceptación, se seguía llamando a las parteras a la que le tenían toda su confianza, pero éstas se iban muriendo y las comadronas al tener titulación, imponiéndose e incluso trataban de denunciar verbalmente a las parteras o desprestigiarlas, esperando que le pasaran algún mal parto para ir contra de ellas, como sabemos antes todas las madres daban luz en las casas. 
     Ya más grandito ví cerca de mi casa el trajín, llevando agua en una palangana, unas toallas y trapos escuchando el primer llanto. Cuando llegaba este momento afortunado gritaban de alegría Francisca tuvo un niño macho, (la palabra varón se oía poco) llegando la noticia a todo el Pueblo y por la misma calle se alzaba con alegría las voces.
     Los familiares y vecinos en cantidad acudían a ver al niño-a en aquella cunita tal vez prestada, donde habían criado a tantos, en la que me criaron, pudo pertenecer a la tatarabuela por el modelo y forma, no tenía patas teniendo unas medias lunas que servían para remar, recordado a las madres arrullarlos cantándole una nana, el arrorró mi niño chico……  para que se quedara dormidito, mas granditos cuando nos íbamos a acostar teníamos que rezar recordando “Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me acompañan , amén”  cada cuna arrastraba una gran historia y a su vez sentimientos y cariño diciendo: en esta cuna se criaron……….al final se desarmaba y se guardaba, llegando a ver en aquellos tiempos a niños en un cajón de coñac.
     Las primeras impresiones de los visitantes al mirarlos y hacerle con ternura gracias, descubrían entre unos y otros, se parece al padre, no, no al abuelo, a la madre no lo ves.
     Los niños-as no se podían mirar mucho, porque decían que le hacían mal de ojos
achacándole y sospechando de las vecinas llamando a la santera para que le hiciera los ritos, rezos y bostezos, quintándole la camisita poniéndole de hilo ovillado haciendo una bolita mojado en la boca de la santera o amañada, que se lo ponía en la frente, desapareciendo el mal. (Tamaraceite fue un lugar de muchas santeras, curanderos …)
     En aquellos tiempos nacían muchos niños, los matrimonios lo mínimo que tenían eran dos o tres, los demás desde 5, 10 hasta 18 y más, incluso querían como se decía antes  niños machos para que le trabajaran y ayudaran para criar a los demás, se vieron familias que el hermano mayor hacía las veces de padre, encaminando a sus hermanos si enviudaban o autorizados por los padres. Cuando una madre no tenía leche buscaban a otra a las cuales se les llamaba madre de leche, Vds. no han oído hablar “mi madre de leche fue ….. teniéndoles cariño ” (hoy ya no existen) y por necesidad habían discusiones con los lecheros al advertirle que era para el niño y que no le eche agua, oyéndose a muchas madres “Pues mi hijo se crió con la leche de la cabra rucia que tenía mi suegra” y míralo lo fuerte que está. El biberón se lo daban con una botella cualquiera de ron, coñac, anís…y las madres cuando le daban la teta teníamos todos que salir de la habitación quedándose solo las mujeres.
   Al ser Tenoya un Pueblo, los vecinos hacían y tenían un historial de los niños, pues contaban los embarazos,  los kilos que pesó y relacionaban las edades teniendo como referencia a un hijo o vecino, diciendo: Tu eres de la edad de mi hija Josefa y de mi sobrino Juan y así el resto, ya mayores los varones las cuentas de las edades se sacaban por las quintas del cuartel.
     Las primeras salidas de la criaturas eran cuando llegaba el momento del bautismo haciéndose lo más pronto posible, antes morían muchos niños a cortos días y edad, en mi caso se me murió una hermana. En el bautismo sucedían por las necesidades de poder y no poder, viendo a unos con trajes nuevos para el momento y otros con ropas prestadas, eso si, todos teníamos las ropas de salidas de los Domingos, visitas a los médicos y entierros por muy pobres que sean y se compraban los tejidos y zapatos al plazo, añadiendo que guardaban también las ropas y sabanas de las mortajas en las cómodas y roperos.
     Ese día iban caminado por las calles un grupo, la madre en el centro, el padre, los padrinos-as, hijos mayores,  familiares y vecinos allegados. En aquel tiempo verlos pasar llamaban la atención cogiéndose la calle de un lado al otro, dejando un olor a fijador, colonia  brillantina y hasta polilla, pastillas que ponían en los roperos para que las ropas no se picaran, abriendo con alegría las calles que en mis tiempos eran de tierra, si daban un “trompicón” en el lenguaje de antes y se “estronchaban” un dedo, les dolía menos que si a los zapatos les hicieran daños, mirándolos y si tenían un daño los limpiaban hasta con saliva y siempre contando curiosidades, un amigo mío  pintor de coches, pintaba los zapatos de vez en cuando, unas veces blancos, negros y hasta de dos colores….  . En Tenoya el cura en ocasiones,  mandaba al monaguillo a traer el agua del pilar que estaba frente a la Iglesia, si Molina el encargado de abrir y cerrar el pilar  lo tenía cerrado lo abrían para el bautismo en muchas ocasiones.
     Una vez de regreso, se brindaban entre ellos en las casas o no dependiendo del poder económico e incluso se buscaban los padrinos mas pudientes, los niños ya mayores sabían quien eran sus padrinos y a estos se les pedía la bendición, cruzando los brazos manteniendo esta costumbre hasta edades bastantes avanzadas y en ocasiones estos le daban algunas perrillas para golosinas. Los Padrinos a partir de estos momentos eran padres adoptivos, que en muchos casos nos aconsejaban.  En Tenoya había un solterón pudiente que tenía muchos ahijados, el cual se le conocía también por Padrino       
     Los pañales eran de tela e iban a las acequias a lavarlos, surgiendo pleitos entre ellas aunque estuviera a un Km. de distancia sabían quiénes eran, estos pañales se tendían a la vista, los que escondían eran los paños de las mujeres en su ciclo de menstruación, ni en mi casa los llegué a verlos, llamándose ropas intimas, e incluso disimulaban las ropas interiores.
     Cuando una niña le llegaba por primera vez se asustaban por la ignorancia y la madre pregonaba a partir de ese día “Mi hija ya es mujer” ya tiene 12 años, pues la mía va para 13 y nada.  
                                           SEGUIREMOS CON LA SEGUNDA PARTE