domingo, 28 de febrero de 2010

La Cruz del Ovejero


Tamaraceite fue lugar de paso para personas, vehículos y animales desde época histórica. Abundante ganado de zona de cumbres bajaba en invierno a zonas más bajas como Tamaraceite a pastar y por aquí andaban durante algunos meses. Esta zona fue muy abundante en agua por lo que no es equivocado decir que fuera un lugar apetecible para el pastoreo y cercana a un núcleo urbano para repostar. Aprovechaban los pastores de ovejas y cabras el barranco de Guanarteme o las suaves lomas que había entre La Isleta y Tamaraceite para llevar la leche que vendían o los animales. A la influencia de la agricultura y de los fenómenos naturales en la degradación del paisaje tamaraceitero hay que sumar desde mucho antes el sobrepastoreo, ya que los rebaños permanecían aquí desde noviembre hasta julio, para después trasladarse a Valleseco o Firgas. Por ello existían cortijos como el de San Gregorio, de ahí le viene el nombre al lugar. Como el topónimo Cruz del Ovejero, que viene de una cruz que se puso allí hace mucho ya y que desapareció con el tiempo, porque según cuentan nuestros mayores, en esa zona hubo un asesinato. Dos pastores discutieron por una oveja, fruto de esa discusión uno de ellos apuñaló al otro, falleciendo en el instante. Los lugareños colocaron una cruz en el lugar para rememorar aquel fatídico acontecimiento. De ahí le viene el nombre al lugar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesante la historia de porque Cruz del Ovejero. Sabía que era por algo de pastores pero esto no.
Gracias a ti nos vamos enterando de cosas que algun@s desconociamos